Ciberseguridad, un potente aliado en tiempos de pandemia

Ciberseguridad, un potente aliado en tiempos de pandemia

Como consecuencia de la pandemia y como consecuencia de esta, las medidas de distanciamiento, la alteración de los procesos comerciales, las nuevas realidades económicas y con el aumento de personal conectado a la red corporativa desde lugares remotos, también aumento la vulnerabilidad de las empresas. Esto ha provocado que se implementen nuevas capacidades de IT que den respuesta a las necesidades actuales, algunas de las soluciones han sido provisionales y se han pasado por alto los procesos de desarrollo, aprobación e implementación violando las políticas de ciberseguridad al mismo tiempo que los ciberataques han aumentado.

La ciberseguridad ocupa uno de los papeles mas determinantes en la funcionalidad del trabajo remoto, dentro de los retos que enfrenta esta: el robo y/o secuestro de datos, la suplantación de identidad y los Malware.

Según estudios realizados por Cybersecurity Ventures, el costo global de los ciberdelitos podría alcanzar los 6.000 millones de dólares en pérdidas, haciendo énfasis que los atacantes se esfuerzan por buscar víctimas en los empleados que hacen teletrabajo. Se conocen pronósticos sobre el aumento de los ataques a los dispositivos móviles a través de aplicaciones fraudulentas, hackeo en SIM y códigos maliciosos de sistemas operativos. También se cree que aumentaran los ataques a las empresas a través de los dispositivos IoT, ya que son estos los que tienen niveles más bajos de seguridad.

Los fabricantes y empresas han optado por trabajar con expertos en seguridad para someter a prueba sus sistemas de seguridad y así poder encontrar errores en sus redes y sitios web. Los gobiernos se han apoyado en los programas de divulgación de vulnerabilidades (VDP) para así poder frenar los ataques, también han abordado a los hackers éticos como factor clave para la seguridad e integridad de los sistemas y procesos de votación. Se estima que los ataques de origen falso se puedan incrementar, en donde estados puedan apoyar grupos de ciberdelincuentes.

Sin duda, los hospitales seguirán siendo un objetivo lucrativo, debido a la urgente necesidad por acceder a los sistemas informáticos y la información de los pacientes, robando información y exigiendo pagos por su recuperación, bloqueo en la información de tratamientos para los pacientes, ataques a los sistemas de soporte vital.

El teletrabajo ha llegado para quedarse, son cada vez más las empresas que han evidenciado que esta modalidad de trabajo marca una reducción en los costos, por ello las empresas se verán obligadas a invertir en ciberseguridad para asegurar que esta modalidad no se convierta en un problema sino en una solución.

Se espera que para lo que queda del año 2021 y para el año 2022, las empresas ya tengan avances significativos en sus sistemas aplicando herramientas de ciberseguridad, identificando los puntos críticos para actualizarlos y darles mayor seguridad.

Por ello se ha avanzado en la creación de herramientas que refuerzan y apoyan los sistemas de ciberseguridad, no solo para el futuro inmediato sino también a largo plazo. Dentro de estas herramientas y solo por nombrar algunas encontramos: Inteligencia Artificial aplicada en ciberseguridad, será posible acelerar la identificación de nuevas amenazas y frenar los ataques antes de una propagación. Block Chain, será posible garantizar el almacenamiento seguro de datos gracias a la descentralización y el cifrado de información.

Autenticación remota, permite saber en todo momento quien y cuando ha accedido a la información de la empresa. Ciberseguridad en la nube, protección en la transferencia y almacenamiento de información. Cifrado avanzado de datos, cifrado de archivos, documentos, información, compras, transacciones financieras y comunicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *